Voluntarios de Scientology establecen su sede para Haití

Ministros Voluntarios de Scientology Pablo y Jean Paul leyendo un mensaje enviado desde los cuarteles generales internacionales de VMs.
Pétionville, Haití - Los Ministros Voluntarios Internacionales de la Iglesia de Scientology abrieron una nueva sede el sábado, indicando un nuevo nivel de compromiso con la gente de Haití en la reconstrucción de su país   Situado al este de Puerto Príncipe, la nueva sede facilitará la organización y coordinación de operaciones, y proporcionará alojamiento temporal a los voluntarios internacionales.

El terremoto de magnitud 7,0 que golpeó al oeste de la ciudad capital, Puerto Príncipe, el día 12 de enero mató a unos 200,000, dejó heridos a unos 300,000 y a un millón sin techo.  El día 17 de enero los Scientologists habían organizado la llegada de 130 médicos, enfermeras, paramédicos y ministros Voluntarios a Haití.  Trabajando con el personal de las Naciones Unidas y el ejército de los EE.UU. en el aeropuerto principal del país, las acciones iniciales incluyeron la organización y envío de personal y suministros.  Pero dentro de unas pocas horas, los voluntarios estaban trabajando en hospitales de campo, líneas de abastecimiento, y equipos de búsqueda y rescate.

Operando según el lema de los Ministros Voluntarios de Scientology "Se puede hacer algo al respecto”, los voluntarios de Scientology se concentraron en llevar orden al caos en lugares de desastre y aliviar las traumas mediante la utilización de ayudas de Scientology, primeros auxilios espirituales que aceleran la recuperación física y emocional.  Alineados con su lema, los Ministros Voluntarios también traen consigo un numeroso conjunto de habilidades personales a una zona de desastre. Un ejemplo es la comadrona que asistió en el nacimiento de un bebé a menos de un día después de su llegada a Puerto Príncipe, y seis bebés más en la semana siguiente, en edificios en ruinas entre temblores posteriores y cortes en el suministro de electricidad.

La nueva casa de 3 pisos de los Ministros Voluntarios en Haití permite la entrega segura y eficiente de ayuda a la población haitiana.
Ministros Voluntarios de Scientology han proporcionado ayuda humanitaria alrededor del mundo durante más de 20 años.  En Haití, más de 300 de 22 países respondieron a la llamada y 3.000 haitianos se han juntado con ellos para ayudarles en sus esfuerzos.  Juntos han traído alivio físico y espiritual, y han devuelto orden a las vidas de unos 360,000 haitianos.

Maria Reyher, Directora Internacional de los Ministros Voluntarios de Scientology, dice que la nueva sede en Haití da un nuevo nivel de estabilidad y servicio a sus actividades de ayuda y reconstrucción en Haití.  "Miles de haitianos quieren involucrarse en la mejora de la situación de su país y nosotros tenemos herramientas practicas para ayudarles”, dice Reyher.  "Ellos se encuentran con problemas básicos y complejos y nuestra nueva sede da un lugar estable para ayudarles en una escala aún más grande."